Viaje fotográfico a Islandia y el sol de medianoche

Hornafjordur. Hofn. Iceland east.

Islandia es uno de esos países que no dejan indiferente a quien los visita. Y es que su geografía, paisaje y principalmente, la luz que confiere el sol de medianoche durante el mes de Julio es para muchos uno de los recursos más buscados del país. Para todo fotógrafo el poder aprovechar un atardecer de casi “cuatro horas” y además varias horas de crepúsculo posterior, hacen de Islandia el paraíso del paisajista, en donde no sólo el territorio en sí, es inmenso y lleno de magia, sino la propia luz que ilumina su paisaje nos permite llenar de sensaciones únicas, la mirada de nuestro visor. Es curioso pero en el último viaje de febrero de éste mismo año al país,  en su época invernal, la mitad de los asistentes eran repetidores y es que Islandia, engancha.

Todos los veranos,  volvemos de nuevo a Islandia durante 12 días, en un viaje fotográfico en el que cada año vemos nuevos lugares, y en este caso a recorrer 7 de las 8 regiones de la tierra del hielo. Lo que más me sorprende año tras años de este lugar es la variedad de paisajes diferentes que vas encontrando y que a modo recopilatorio he querido compartir con quienes me lo habéis pedido en lo referente a esta gran ruta circular de Islandia, en su edición de verano.

Landmannaaugar. Geothermal area. South Iceland

Comenzando por la península de Snaefellsnes y su volcán para descubrir desde lo alto la magia de esta región con la luz de medianoche, sus costas y acantilados, en esta nueva edición de verano, subimos hasta la península de Vatnses, en donde nos esperan cientos de focas y de aves marinas en Skagi, entre ellas el Black guillemot o el Eider duck, pero también uno de los atardeceres más bellos desde lo alto de los últimos vestigios del asentamiento vikingo, cercano a Borgarvirki a tan solo 15 minutos del famoso Hvitserkur anclado en la costa y uno de los islotes más fotografiados junto con la costa de arenas negras que le acompañan.

Vatnses area, Iceland north

Siguiendo por el norte recorremos uno de los parajes naturales mejor conservados, anclado en el fiordo de Dalvik, encima de la Akureyri, en donde de nuevo el sol de medianoche no deja indiferente a nadie, la nieve de las cumbres y el espejo del océano entrando en la bahía es una de esas imágenes que nunca se olvidan.

No es de entrañar que siempre que visitamos esta zona, nos dan las tantas de la madrugada, embelesados con su luz, que durante más de cuatro horas nos permite recorrer sin problema un sinfín de localizaciones, ausentes de todo humano, en donde solo el reino animal, observa con indiferencia nuestra presencia.

Arskogssandur nature area, Bay of Eyjafjordur , Iceland

Esta parte del norte de Islandia, la menos conocida, es uno de los lugares en donde la luz más me ha sorprendido, matizando los cielos con una luz crepuscular que nunca antes había visionado. Ver con ella el puerto de Husavik y otras localizaciones de la zona que todos los años visitamos, presenta en cada ocasión imágenes increíbles, que son siempre un recuerdo único que se clava en nuestra retina.

FJFB-AL-MAY-2

Desde Husavik a Kopasker recorrer su costa norte, con el único horizonte del circulo polar ártico ofrecen a cualquier amante de la fotografía de paisaje un amplio elenco de localizaciones plenas de minimalismo y paz.

Tjornes. NOrth Iceland

Aunque también los más afamados puntos de interés islandés, son objetivo de nuestras cámaras, eso si, cuando desaparecen los turistas y ya sólo hay alguna silueta que nos permita hacer referencia del paisaje, como Godafoss, Asbyrgi o Myvatn y otros tantos accidentes geológicos de esa Islandia turística. Tanto el norte como el sur de Islandia, tiene localizaciones llenas de magia para la fotografía, pero es durante la estación estival, a mi entender, en donde la luz que envuelve este entorno misterioso y lleno de calma, es más fiel es a su nombre.

Nupskatla lake. North Iceland

De ese norte maravilloso a mitad de viaje, ya vamos descendiendo dirección sureste, camino a alguno de los rincones más fabulosos y sorprendentes de nuestro itinerario, y es que Islandia cada 100km cambia en su paisaje, para ofrecerte algo nuevo, algo diferente. Tanto la costa este con su pueblos pesqueros como Djupivogur, en la zona de Stodvarfjordur como algunos parajes como Hofn en donde los caballos cabalgan libres, de camino a Jokulsarlon, hay ciento y un recursos e instantes diferentes en los que fijar la mirada, eso si siempre con la mejor luz que acompaña esta parte remota del hemisferio.

Icelandic horses at Iceland rural land, Iceland

Entre los lugares que visitamos y del cual dormimos a poco más de 20 minutos está uno en el que podríamos estar horas y horas observando el movimiento lento pero cruel de su glaciar, el Vatnajokull, que escupe a cada minuto increíbles formas a modo de icebergs, y cuyo aspecto más fantástico es sin duda en la época estival, cuando sus formas caprichosas acompañadas de una luz de medianoche nos ofrecen instantáneas diversas, y llenas de fantástica irrealidad. También en la misma área la propia playa negra, nos permite descubrir como el océano es capaz de ir devorando dichos cubitos de hielo en pocas horas, todo un espectáculo para la vista que a veces es incluso capaz de captar la cámara.

Jökulsarlón glacial lagoon. Iceland east. Polar regions

Esta parte este de Islandia, con el mayor de los glaciares europeos, muestra la huella que durante miles de años ha ido dejando en su territorio, la naturaleza, pura, helada, fría…descubriendo una costa llena de sedimentos, gravas y playas negras, origen de la lava volcánica, y paisajes de llenos de verde y musgos originados por la constante actividad del país. Contarlo con palabras es complejo, si no imposible, y con imágenes nos acercamos algo, pero la mejor forma de entenderlo es recorriendo in situ, alguno de sus lugares.

Landmannaaugar area. Iceland

De Skaftafell a Vik tenemos igualmente un montón de localizaciones singulares, que visitamos a esas horas siempre únicas, entre ellas sus cascadas, Svartifoss o Skogarfoss, pero si hay un lugar que nos enciende la creatividad en este viaje es el área de Landmannaaugar, uno de esos rincones, increíbles por su geología, en donde cráteres, montañas de colores de diferente mineral y la presencia del Volcán Hekla, nos dan un merecido premio a la vista.

Landmannaleid. South Iceland

Ya después de todas sensaciones y en la recta final de nuestro recorrido circular al país, muchos podrían pensar que nada puede superar a lo visto hasta ahora, pero Islandia está llena de lugares fantásticos, turísticos o no, en donde de nuevo la mágica luz de medianoche envuelve de misterio cualquiera de los rincones por los que pasamos. La última parte del viaje pasa por el famoso círculo de oro, con espectaculares cascadas como la de Gulfoss o el curioso geyser de Strokkur, así como el suroeste del país como Reykjanesta, en donde lo que hemos visto hasta ahora no deja de sorprendernos de nuevo al atardecer.

Reykjanesta. South West of Iceland.

Finalizamos nuestro viaje en la capital del país, Reykjavik, el lugar perfecto para el reposo merecido, en donde nuestras retinas apenas pueden ya enfocar la arquitectura original de esta joven ciudad, llena de vida siempre y con estupendos lugares a pie de calle en su centro para disfrutar una vez más del estilo de vida de un país que no deja indiferente a nadie, por ser entre otros, hospitalario y lleno de color en su forma de pensar y construir, y es además el verano, cuando sus gentes, más se dejan ver en terrazas, parques y el concurrido lago del Ayuntamiento, incluso bailando salsa e invitando al turista a echarle unos pasitos al son de música caribeña en el país del hielo.

FJFB-AL-MAY-15

Más información y reservas: chavinandez@yahoo.es

Archivo fotográfico últimas ediciones aquí.

Mi última publicación sobre parte del país aquí: Sur de Islandia para Fotógrafos

Deja un comentario