fbpx

Paisajes de Toscana en otoño

Cada año regresamos en éstas fechas al paisaje bucólico de la Toscana en busca de su luz y los colores del otoño. También la fotografía nocturna es obligada en éste bonito entorno. Este año el tiempo ha sido variado y muy favorable para la fotografía de paisaje y arquitectura, y ha acompañado además mostrando alguno de sus rincones con unas texturas y colores muy evocadores, calles mojadas y reflejos de esos que nos gusta jugar.

Si bien la mayoría de mis fotografías de éste y otros viajes fotográficos son todas de móvil, (puedes verlas en mi Instagram) el motivo principal como guía y profesor es tratar de acercar a los asistentes de forma sencilla, con una pantalla de móvil, lo principales trucos de composición y encuadres. Aunque llevo también la cámara “por solidaridad con el resto” no me queda mucho tiempo para darle uso, pero aquí en este post he incluido algunas seleccionadas de la docena y media de fotografías que tuve oportunidad y les acompañe también a ellos con mi cámara fujifilm, en alguna de las localizaciones para explicar como ejemplo, técnicas como el bracketing u horquillado, o el uso de tele zoom y rango focales largos en paisaje, aunque las fotografías más importantes no son las mías, son las que ellas se han llevado y que están probablemente mucho mejor. 😉

Sólo cabe añadir que un año más la Toscana ha vuelto a maravillar a todo el grupo demostrando por qué es una de las zonas más fotografiadas del mundo, y como su mezcla de cultura y paisaje es un bien increíble. Si bien durante estos días éramos pocos fotógrafos los que hemos tenido la suerte de compartir su paisaje, finales de octubre y noviembre a primeros es una de las épocas que más nos gustan, tanto por esa ausencia de gente como por sus prolongadas sombras de atardecer que su paisaje nos ha concedido.

Su territorio agrícola irregular colmado de colinas de norte a sur y de este a oeste son un fantástico escenario para composición en la fotografía de viajes para todo aquel que le gusta disfrutar además de gastronomía local, arquitectura y la hospitalidad de su gente, pero también las ciudades como Siena, Florencia son un escenario idóneo para descubrir en su estilo de vida una amalgama de sensaciones cotidianas que nos han vuelto a maravillar a todos.

Si te animas al año que viene, en la edición de primavera de marzo tienes oportunidad de recorrer la Toscana con nosotros de nuevo, sin gente y con mucha calma, para capturar tanto la esencia de su paisaje como la de su cultura e historia de una forma muy diferente a como todo el mundo la ve sin necesidad de ser ni un friki de la fotografía ni un experto en nada que se le parezca, es decir, para gente normal como nosotros y sin complejos de ningún tipo.

Aquí tienes la página de reservas e información.