Fotografía de otoño, el equipamiento recomendado

WATER-5

Muchas personas no podemos resistir el embrujo natural que supone el periodo otoñal. En el caso del amante de la fotografía que le gusta la naturaleza, el otoño es siempre una época estupenda para disfrutar de bosques, cauces y montaña, para practicar la fotografía en entorno rurales que se visten durante unas semanas de un cromatismo singular, lleno de matices esperando a ser captados por nuestra retina y también por nuestra cámara.

Todos los años tengo la suerte de poder escapar en grupo a las actividades de Photolocus a los Talleres de fotografía otoñal que se celebran en los tres Pirineos, el Navarro, el Aragonés  y  el Catalán, y al igual que en años anteriores una de las cuestiones más preguntadas es el equipamiento idóneo para esta práctica fotográfica.

Leaves autumn

La fotografía de bosques requiere como elemento esencial un buen trípode, estable y que nos permita poder colocar además con sus patas abiertas, tomas complejas a ras de suelo con nuestra cámara para poder acercarnos a las texturas forestales o realizar encuadres contrapicados. La importancia de tener un buen trípode estable en terrenos boscosos es elemental, ya que cualquier movimiento o empujón por descuido, puede hacer que nuestra cámara acabe en el cauce del río o destrozada contra una roca. Un cable disparador siempre debe acompañar nuestro trípode.

navarre-rural-3527

En cuanto a los objetivos, todo dependerá de si estamos en el interior del bosque, en donde los objetivos “gran angular” es decir los comprendidos entre 10-20mm, 12-24mm, 11-16mm permiten combinar planos muy amplios y encuadres con mucha profundidad de campo, es decir con mucha nitidez en toda la fotografía por su distancia focal corta.  Los angulares normales o medio zoom cortos , como 17-35mm, 18-55mm, 24-70mm, 28-85mm nos ofrecen la posibilidad de  poder componer con facilidad a través del zoom, para conseguir planos más concretos y específicos. En este tipo de objetivos es importante señalar que cuanto más zoom utilizamos más conseguimos desenfocar, es decir menos profundidad de campo hay. Una forma para conseguir el máximo de nitidez radica en cerrar nuestro diafragma a valores medios y óptimos en contraste que van desde f/8 a  f/11 o f/16 max, a partir de ahí cerrar más el diafragma en la mayoría de objetivos conlleva pérdida de calidad por la difracción de la luz en la óptica. Sólo los objetivos específicos MACRO tienen la posibilidad de no perder calidad en diafragmas muy cerrados como f/22 en adelante. Otra opción son los objetivos fijos, si bien aquí al contrario que con los zoom, nosotros deberemos movernos un poco más para buscar la posición correcta, y a veces en el bosque no es muy fácil por la orografía. Uno me mis objetivos preferidos es el 50mm f/1.8, por su nitidez, contraste y definición exquisita. Además de ser barato es un juguete ligero que siempre me acompaña.

forest_spain-51

Si estamos en el exterior del bosque, los tele objetivos cuyas distancias están entre 100mm a 300mm nos permiten capturar de forma más efectiva, planos concretos y cerrados en los que los detalles compositivos en la distancia o panorámicas son los protagonistas. Es en estos objetivos con disparos a larga distancia además del trípode, debemos utilizar velocidades rápidas de disparo, para evitar trepidaciones o fotos movidas, o utilizar si es posible el levantamiento del espejo en el momento del disparo, en condiciones de luz escasa y velocidades lentas (por debajo de 1/30).

OCHAGAVIA-ARCHIVE-2010-31

En cuanto a los filtros hay uno que es indispensable para realzar, saturar y contrastar los colores, pero además controla de manera magistral los brillos y reflejos de la luz en el paisaje otoñal. El filtro Polarizador es por ello esencial para poder sacar el máximo partido a paisaje de bosques y más en otoño. Los reflejos del agua son eliminados gracias a la polarización de la luz y por ello podemos ver al girar el anillo del filtro, como desaparece y se oscurece el cauce del agua , permitiendo unos colores más intensos no sólo en el agua sino en los musgos y el resto de la vegetación. El uso del filtro polarizador nos permite igualmente conseguir alargar la toma con una exposición más prolongada.

Otros filtros como el Densidad Neutra nos ofrecen la posibilidad de prolongar aún más el tiempo de exposición de nuestra cámara, al tener la función de controlar la intensidad de luz que llega a nuestro sensor.

Urrobi riverside. Arce Valley, Navarre, Spain

Otros accesorios útiles. Baterías extra, ya que las largas exposiciones consumen mucha carga. Una bayeta y dos bolsitas de silicagel en la mochila, para absorber la humedad que nuestro equipo pueda tener con nuestra jornada fotográfica en dicho entorno (cauces, interior bosques..). Un plástico o una capa tipo chubasquero por si tenemos que situarnos en el suelo sería también sugerible para llevar al bosque todo lo necesario y disfrutar de una jornada otoñal. El resto, mucha, mucha paciencia y también suerte.

Ahh…y Si no encuentras a nadie con quien ir y no quieres ir solo, también puedes venirte con nosotros y con Photolocus.

Deja un comentario