Sokatira, el juego de la fuerza

Las primeras citas colocan este juego de fuerza en el añó 2.500 a.C, en el pueblo egipcio a través de un grabado de una pared de la tumba de Meretaku, en Sakara. Posteriormente en el 500 a.C. Grecia , atletas la practicaban como parte de su entrenamiento. En el siglo XII La sokatira era parte de las competiciones de las cortes de los emperadores de China. Siglos después, Mongolia, Turquia, Escandinavia y Alemania junto con Francia y Gran Bretaña, ven pasar por sus territorios esta ancestral costrumbre, convertida en deporte, competición o demostración de fuerza. Etnográficamente, el nombre de soka tiene rasgos célticos.

En el País Vasco y a pesar de no contar con ninguna cita escrita, existe la convicción de que la sokatira se ha practicado entre los vascos desde siempre. Las datos más antiguos  la vinculan al quehacer cotidiano de los marineros, que atracaban los barcos tirando de la “sirga”. También se le ha de hacer alusión a la caza de la ballena, puesto que una vez muerto el cetáceo, había que desembarcarlo para su partición a rastras, tirando de su cabeza y de su cola.

Deja un comentario