fbpx

Mensaje en la botella, un principio del posicionamiento

De uno de los clasicos cursos y charlas sobre marketing on-line he querido ir posteando algunas ideas que aunque muy básicas es importante conocer y quiero compartir ahora con tiempo desde el blog, (para eso es) ya que uno de los temas que más me preguntan y debatimos por e-mail está relacionado con el posicionamiento.

Internet es como una gran biblioteca de Alejandría en la que 9 de cada 10 viajeros buscan lo que les interesa, y normalmente acuden a quien les da un resultado rápido y útil, es el caso de los primeros buscadores, Google, Yahoo, MSN, etc… El funcionamiento de Google es algo más de logaritmia y aritmética, pero se resume en que los que buscan un mismo término en el buscador, obtienen cientos de miles de resultados, incluso millones, pero los que están en las primeras páginas, suelen estar por que los usuarios encuentran ahí lo que buscan y van a parar siempre al mismo/s sitio/s. Por ello la posición de ese sitio adquiere más relevancia y éste es uno de los parámetros que por ejemplo Google selecciona en su “dancing” diario para subir o bajar de puesto una página con respecto a un término o palabra concreta y los demás resultados de la búsqueda o demás webs. Hay una buena explicación detallada de ese funcionamiento sobre ello aquí, además de muchas otras razones en las que no vamos a entrar en detalle de momento.

Pondremos un ejemplo práctico si buscamos en Google una búsqueda más o menos genérica como : “talleres de fotografía de naturaleza”  y obtenemos más de 900.000 paginas con resultados, y hasta la segunda página (puesto 13) no sale labatirural, no esta nada mal para un blog con poco más de un año que intenta dar información de lo que tiene u ofrece “talleres de fotografía” , pero si afinamos más la búsqueda y ahora metemos en el buscador un termino más acotado: “talleres fotografía monegros” de casi 19.000 páginas que contienen esas palabras el primer resultado es labatirural, eh aquí un ejemplo de que cuanto más nos aproximamos a nuestra definición real o exacta de lo que hacemos nos posicionamos mejor. Hasta aquí está claro, pero ¿Cuanta gente busca en Google “talleres fotografía monegros” ? respuesta: a quien nosotros buscamos y le podemos ofrecer eso mismo.

Donde queremos ir con este ejemplo es que debemos plantearnos como premisa etiquetar, titular y llenar nuestras páginas de contenido específico, conciso y real de lo que ofrecemos, las generalidades no ayudan demasiado, las cosas concretas y no generalistas tienen mejor posicionamiento,  es obvio y son mas fáciles de destacar, hay mucha menos competencia, aunque al igual menos búsquedas, por ello deberemos preguntarte lo siguiente: ¿Qué ofreces a tu usuario o a tu cliente? ¿Qué haces? ¿Qué le puede ser útil conocer a tu cliente sobre ti, tu negocio o tu entorno..? pero también ¿Que te diferencia de los demás para ser único, raro, excepcional..?

Ponernos en la piel de lo busca nuestro usuario y que nosotros podamos ofrecerle es prioritario, y decirle a viva voz lo que hacemos, aunque pensemos que eso no pueda interesar a nadie, Internet es el medio idóneo para encontrar aquello que de otra forma es prácticamente imposible localizar. La misión es pues hacerle llegar nuestro mensaje en la botella a quien pueda interesar, con la diferencia de que somos nosotros los que vamos a llegar al usuario o cliente que nos interesa, nuestro target, nuestro cliente ideal.

Comments are closed.