fbpx

Cuando el smartphone superó al mundo de las cámaras réflex…para muchos usuarios

No hace mucho compartía en mi muro, un interesante artículo de Jolyon Ralp en Petapixel que bajo el título; Huawei P20 Pro vs Canon 5DS R: I’m Stunned… analiza algunos aspectos relevantes de lo que la tecnología, o mejor dicho, la nanotecnología ha conseguido avanzar en los últimos años de forma imparable con el ejemplo de la marca Huawei y su buque insignia, el Huawei P20pro que no es sino una más, de lo que seguiremos viendo llegar mes a mes, uno detrás de otro, como detallé en este mismo blog hace unos años y hoy veo que no estaba equivocado del todo, la revolución es imparable y la única excusa hasta ahora de la resolución y calidad de la imágenes resultantes, con 40Mpx ya queda suficientemente demostrada, aunque realmente nadie la use para nada más que ponerla de fondo de escritorio o enviar por WhatsApp incluidos la gran mayoría de los usuarios de cámaras réflex de alta resolución, es decir el mundo reflex full frame y demás apasionados exigentes con la excelencia fotográfica.

Os invito a leer el artículo Huawei P20 Pro vs Canon 5DS R: I’m Stunned… que a pesar de estar en inglés es muy visual, pues hace una comparativa de calidad poniendo fotografías con ampliación al 100% y con detalles de ambas cámaras en cuanto a resolución y situaciones que nos dejarán seguramente claro cual es el momento en que el smartphone superó a la cámara réflex o si ha llegado ya, o le queda muy poco, o quizá ya lo ha superado. De cualquier modo, espero que sirva como muestra el artículo y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Este otro recién de DXOMARK, también es significativo. No faltan pruebas, a pesar del escepticismo lógico de quienes han invertido una buena suma para hacer fotos de vacaciones con un flamante equipo reflex full frame de última generación y ahora, pues eso…una camarita de móvil, es mas que suficiente para el 95% de los mortales. Cosas del marketing.

Por mi parte solo quería dejar constancia de ello en mi blog y aunque lo tenía claro, y fue la base de mi última charla en la Bienal de fotografía de Cordoba de 2017, sabía que esto era cuestión de tiempo en superar y ver cómo la tecnología en este caso de los smartphone, ha mejorado cosa notable. Independiente de usos ególatras de nenas con morritos, muestras de comidas o devaneos con selfies, como captador para medios de publicación sin sentido en redes o como productor de invasión desmedida de imágenes como apunta el fotógrafo al que admiro, Joan Fontcuberta, con el término de Postfotografía, aunque para mi, ha permitido por otro lado, a una gran parte de la sociedad, jóvenes, mayores, mamás, jubilados, acceder y disponer de una herramienta de comunicación, antes inaccesible por precio, estatus y poder experimentar así, su propia visión en ese nuevo canal audiovisual, con un lenguaje común, como la música, para expresar sus sentimientos a través de la mirada en un visor electrónico de gran precisión y de una diminuta cámara con la suficiente calidad, como para contar las historias que a cada uno puedan emocionar. Ya en 2013 la irrupción de la tecnología de éstas diminutas cámaras y sensores, de los smartphone, supuso un gran cambio a nivel profesional en el periodismo, el ocio, los viajes, pero hoy apenas cuatro años después, el salto ha sido cuantitativo y cualitativo. Nos queda mucho por ver todavía. Personalmente de mi trabajo profesional como fotógrafo, ya está siendo usado el smartphone tanto como herramienta/pizarra para los cursos, como para fotografía aérea, de visor LCD y control desde tierra, como para check in y documentar muchas de las localizaciones de fotografía de viajes.

Sea como fuere, que cada uno lo disfrute lo mejor que pueda, del viaje, de la fotografía y de la vida, y si esto sirve para aliviar los lumbagos de muchos de nosotros además, todo será bienvenido.

Si te apetece aquí tienes en mi instagram de los cursos, (@chavinandez) algunos ejemplos de nuestro último taller de fotografía en Roncesvalles con ejemplos de las prácticas que uso para mostrar encuadres y situaciones de composición, y que en este caso está realizado con las cámaras del Huawei P20Pro que por 539€ es un teléfono de altísima gama con unas prestaciones tanto en software como hardware remarcables como cualquier otro de la marca de estos últimos años.

De todas ellas, destacar, el ejemplo del zoom óptico de x3 (80mm) que a mí más me ha sorprendido y echamos en falta desde hace tiempo, junto con la capacidad de disparar  larga exposición durante 4 segundos a pulso con una definición y nitidez increíbles, la última tecnología en estabilización por software y hardware.

 

Independientemente de éste Huawei P20Pro, todos los móviles que hay ahora son increíbles y si quieres aprender a sacar partido a la cámara solo necesitas una jornada con Photolocus, ya sabes que todos los meses estamos por Madrid, Barcelona, Pamplona, Valencia, Bilbao, San Sebastián y Zaragoza dando cursos privados de fotografía con smartphone y también una convocatoria de grupales para cinco asistentes.

Lo dicho, un abrazo y espero que os guste el post. Gracias por compartirlo con quien quieras. Disfruta de tu móvil, y Hasta pronto..!!!