Islandia en diez dias, una aventura para recordar

Acabamos de terminar una de esas aventuras, como se dice, para recordar, y es que Islandia, en su conjunto, es todo un compendio de sorpresas. Esta aventura no habría sido posible sin la ayuda y tesón magnífico de nuestro equipo de cámaras y producción formado por Olga Huetos y Pepe González, provistos de audaces ojos y sentidos para la fotografía, veterinarios de profesión en Madrid, amigos y colaboradores de otras andanzas en el reconocimiento de localizaciones y también de Mabel Jover, profesora de historia en Valencia, amante del paisaje minimalista y excelente compañera, fotógrafa y aventurera.  Ellos han sido el apoyo necesario e importante de un recorrido incansable que durante 18 horas diarias de media hemos podido conjugar en nuestras retinas.

Islandia en su conjunto nos ha llenado de imágenes insólitas, que espero poder ir contando en los próximos meses, a modo de cuaderno de viaje. De este a oeste y norte a sur, probablemente muchos rincones han pasado ajenos a nuestro camino, si bien hemos podido ver algo más de lo que marcan los cánones, en busca siempre de la luz y del paisaje, de la identidad de un país y por que no, de la cara también ya conocida o popular de la que hemos podido disfrutar gracias a la siempre excelente señalización en carreteras y pistas de acceso a puntos de interés, que de igual manera nos ha sorprendido por su pulcritud y limpieza en infraestructuras como servicios públicos en los rincones más recónditos del país.

Muy pronto, iré colgando nuestro cuaderno de viaje, para compartir con vosotros, parte de esa aventura por Islandia en diez días.

Deja un comentario