Etnografía y paisaje, la ruta de los Valles

TormentaHe tenido la suerte de conocer a un fabuloso grupo de personas que venidos desde Barcelona, Madrid, Valencia, La línea de la Concepción, Zaragoza…. han vivido y disfrutado de uno de los secretos de la fotografía de paisaje, viajes y etnografía, la búsqueda de la mirada personal bajo la experimentación como hilo conductor, y un objetivo común, la practica y observación, para conseguir la propia luz y composición. Han sido 72 horas intensas en el Puente fotográfico de los Pirineos Occidentales del 11 al 14 de Septiembre en Siresa, Huesca.

Con base en la cuna del Reino de Aragón y durante tres días nos hemos adentrado por los bosques de la Selva de Oza en donde sus cauces y luces nos han embelesado con sus aguas de seda, líquenes y musgos. Las técnicas de la macrofotografía y el trasfoco de los diafragmas abiertos nos han permitido componer primeros planos y fondos difuminados, llenos de creatividad, toda una aventura para los que han descubierto que la naturaleza tiene en mucho de lo desapercibido una belleza peculiar.

Gracias a Rafa, y partiendo del Camping de Hecho, hemos podido contemplar ascendiendo a puerto el atardecer en Santa Lucía, en la divisoria de los Valles de Hecho y Ansó en donde las luces del crepúsculo apagaron de nuevo las tenues luces de riscos y sombras en el horizonte.

El núcleo de Echo, con su arquitectura popular única nos dejó también tiempo para definir sus “Chamineras” embrujadas y portones tradicionales que como siempre han dibujado el mito y la leyenda de las tradiciones del Pirineo en esta zona. El sábado la visita al entorno del paisaje protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel nos ha guiado por senderos y estrechos pasillos entre el bosque y sus riscos, así como la visita al interior de su Monasterio Viejo, una joya de ese originario Aragón patrimonial.

Los bosques de Labati y barrancos de Aragüés, junto con sus praderas subalpinas han terrminado de adornar el puente fotográfico que con su diversidad y riqueza natural, nos han regalado momentos únicos viviendo en directo trucos, secretos y experiencias de ese mágico mundo de la fotografía de naturaleza, paisaje y la misteriosa etnografía de los “fajinaderos” y “bordas” de este valle escondido, al que no dentro de mucho volveremos de nuevo para seguir descubriendo.

Mientras para ver más fotos de la escapada o ver otras nuevas escapadas de EVADIUM.

Hojas Monasterio Fajinadero Llamador Agua

[ad#468]

Deja un comentario