Coleccionismo de instantes

Comenzaba el año 2009 con un calendario apretado, un montón de cosas por hacer, nuevas rutas por descubrir y muchas otras por compartir con gente nueva maravillosa a la que he conocido y con la que he podido disfrutar de momentos como siempre inolvidables. Cuando llegan estas fechas, la Navidad y el fin de año, tiempo de reflexión para unos y otros, nos disponemos en linea a recordar muchos de esos momentos, instantes que han acontecido rápidos a pesar del tiempo y que curiosamente jamás volverán a suceder. Uno se da cuenta de que un año más, gracias a la fotografía, se han quedado plasmadas historias, experiencias y momentos excepcionales no sólo en nuestro archivo, si no en nuestra colección personal de instantes y sólo por ello, ya merece la pena ser apresador de imágenes, porque ello te obliga a todo lo anterior.

Deja un comentario