Lléida, desde la Roca Soberana

Visible desde lo lejos, Lléida es hoy reflejo y constancia de los pueblos que dejaron cultura y tradición. Desde Los ilergetas, que eran de origen íbero, formado a mediados de s. VI a.C. hasta nuestros días, esta ciudad de poco más de cien mil habitantes guarda en sus territorios urbanitas y naturales secretos del alba hasta el atardecer.

De su historia, amplia y llena de anécdotas, dicen los historiadores que los cuatro siglos de ocupación de los sarracenos, en el año 716, marcaron el carácter de la ciudad, así como que en el año 1300 y hasta fines del s. XV fue el único centro de enseñanza superior de la Corona de Aragón.

Muchas joyas arquitectónicas de la ciudad de su periodo de esplendor, el s. XV, se han conservado hasta hoy, entre ellas el Hospital de Santa María y muchas o la Seu Vella,  que a pesar de “la Guerra dels Segadors” en 1640 o la invasión Napoleónica en el s. XIX hoy podemos admirar y encontrar en sus paredes hitos de la historia de una de nuestras ciudades más bellas pero todavía desconocidas.

Su entorno natural, con parques como el de Campos eliseos o la Mitjana que es una zona húmeda de tipo fluvial con una superficie aproximada de 90 ha. declarada, en 1979, Área de Interés Natural, conforman una ciudad actual, moderna y respetuosa con el medioambiente, que no es poco en los tiempos que corren.

De algunos detalles de esta ciudad, aquí hay algunas fotos de la Lléida de hoy.

Deja un comentario