Fotografiando el bosque, transición de verano a otoño

El bosque es uno de los recursos naturales más sorprendentes y accesibles para la fotografía de naturaleza y paisaje. Cualquier época del año es adecuada para introducirse en su interior y llenar nuestros sentidos de su hábitat único. Si el invierno nos concede fríos y gélidos planos de sus vertientes y barrancos nevados, la primavera exultante, también nos permite disfrutar de la explosión natural que crece y florece en todo su interior. Sin embargo hay dos épocas que son verano (finales) y otoño, que nos muestran el cambio de etapa estival-otoñal y aún con una temperatura agradable vemos como el bosque hace su mayor transformación tonal, convirtiendo verdes y uniformes tonos en vivos ocres, amarillos y naranjas, intensos colores que van poco a poco modificando el cromatismo del gran bosque y ofreciendo un espectro de gran impacto visual.

Este paso de época, es estupendo contemplarlo con detenimiento y aprovechar diferentes semanas para ver su evolución, siendo cada visita que hacemos un momento único y exclusivo que tardará otro año en repetirse.

Cuando escaparse
Por experiencia cuantas más veces nos podamos escapar durante los meses de agosto (finales), septiembre y octubre o noviembre (primeros), mejor.

Finales de agosto y septiembre nos muestras como empiezan los arboles de hoja caduca a cambiar sus tonos, es entonces donde vemos grandes extensiones verdes salpicadas de algún punto ocre.

Octubre normalmente ya ha cambiado el panorama y todos los bosques mixtos presentan sus colores cálidos en pleno apogeo, siendo finales de octubre y primeros de noviembre cuando los vientos empiezan a tirar las hojas y desvestir las ramas de los árboles, momento éste para captar paisajes horizontales y de interior del bosque.

El equipo
Cualquier angular o zoom nos puede ayudar a captar el máximo de información de nuestros recorridos por el bosque. Desde los objetivos de 10mm-20mm hasta un simple 18mm-55mm nos sirven para deleitar nuestros ojos en los interiores forestales. La luminosidad del objetivo es algo que no nos debe preocupar si trabajamos con nuestro trípode, ya que la principal ventaja de los bosques es que la luz está tamizada por las hojas de sus ramas y podemos trabajar a cualquier hora del día con luz suficiente. Si utilizamos el trípode nos daremos cuenta de la diferencia tonal que conseguimos al poder cerrar el diafragma a f/8 o f/11 para conseguir un punto bueno de contraste y profundidad de campo. Un zoom nos ayudará a captar y aislar detalles de nuestro bosque encantado que podemos realizar a distancias focales de 150mm – 200mm, comprimiendo las imágenes y realzando aquello que nos interesa.

Si quieres probar un objetivo antes de comprarlo, …cada vez más gente lo hace, desde Fotolocus.net te dan la opción de gestionarte con Lensclub.es el alquiler durante una semana de un objetivo Pata-negra (Nikon-Canon) y poder disfrutar de la calidad de esas lentes durante tu escapada.

Los filtros
La utilización de filtros nos ayuda a jugar con la intensidad de la luz. Los polarizadores intensificarán los colores y eliminará reflejos de los cauces, ayudando a nuestro sensor a recoger con más nitidez y contraste la escena que fotografiamos. Los filtros degradados nos permiten oscurecer la parte superior de nuestra escena y hacer más homogénea la composición, destacando la parte inferior con todo detalle.

Que temas fotografiar

Son ilimitadas las escenas que se pueden encontrar en el bosque, ya sea por fuera de éste o en su interior. La naturaleza ya muerta (hojas secas), los cauces de los ríos, los colores o simetrías del bosque visto a distancia (con zoom), los interiores forestales, el musgo, etc…

Ofertas disponibles para este otoño
Aquí van tres propuestas, la primera es un taller de fotografía de bosques a finales de agosto, 21,22 y 23  de la mano de Fotolocus.net, en Siresa, un fin de semana lleno de bosques y tradición.
La segunda propuesta es para octubre, en los Valles Occidentales, para el puente del Pilar con EVADIUM.com, del 9 al 12 de octubre, tres días intensos para ver el bosque en un momento único.
La tercera propuesta es para finales de octubre y primeros de noviembre, de la mano de Fotolocus.net también un taller de fotografía de bosques intensivo, un fin de semana en La Selva de Irati para 30,31 de octubre y 1 de noviembre .

En conclusión, una oportunidad de nuevo y como siempre para aprender y disfrutar del bosque poniendo en práctica nuestros conocimientos y manejando nuestra cámara, aislados del resto del mundo.


[ad#468]

Deja un comentario