Turismo rural en Ansó

Llega el verano, el buen tiempo y muchos amigos me preguntan un lugar de esos para pasar el veraneo que tenga cosas que ver, naturaleza, tradiciones, gente especial….y todo eso.

Para mi uno de los destinos obligados del Pirineo aragonés, es el Valle de Ansó, su villa es un pintoresco pueblo lleno de encanto que guarda perfectamente la arquitectura tradicional del pirineo y que por experiencia de años tiene una oferta de casas rurales más que suficiente, a unos precios económicos, entre las que destacan ; Casa Taconera o Posada Magoría, además de El Pajar de Pierra, o Casa Baretón.

Aunque a estas alturas igual la disponiblidad para verano es algo difícil, siempre es bueno tener de referencia estas casas y poder desde allí recorrer alguno de esos parajes que conforman más de la mitad del Parque Natural de los Valles Occidentales. El bosque Gamueta, Zuriza, Linza y otros rincones de la zona son escenario de muchos de los talleres de fotografía que tengo el gusto de compartir en la zona en diferentes épocas del año, ya que en cualquiera de éstas el entorno es magnífico.

En estas fechas, primeros de junio, seguramente el ganado es subido a puerto, la parte alta de los valles en donde la hierba ya ha crecido y sus pastos servirán de alimento hasta mediados de octubre para la ganadería de la zona, todo ello es un recurso muy interesante a nivel fotográfico.

Las calles de la Villa de Ansó, sus fachadas y construcciones también albergan un sin fín de buenos planos y escenas originales de los que es la arquitectura pirenáica, contando que al ser un valle al abrigo, tiene un microclima mu especial y el viento es poco probable en la zona, condición ésta importante para la fotografía de paisaje.

Bueno si os escapáis este verano por el Pirineo Aragonés, no dejéis de visitar esta zona, seguro que os encanta.
[ad#468]

Deja un comentario