Valle de Arce, la Navarra escondida y vecina de Irati

Una de las áreas más conocidas de Navarra es la Selva de Irati, un paraje con mas de 17.000 Ha que posee uno de los mayores hayedos de Europa en extensión y con un excelente estado de conservación. Este bello lugar, de visita obligada, en el Pirineo Navarro, situado en la parte oriental de la Comunidad Foral de Navarra tiene acceso por los valles de Salazar al este y Aezkoa al oeste. Aunque el otoño es una de la épocas de mayor afluencia, como tantos otros bosques mixtos y hayedos, el recorrerlos en la primavera o el verano dejan un buen sabor de boca, ya que la naturaleza está en un gran momento.

Muy cerca de estos valles, está el valle de Arce, al oeste de Irati y al sur de Roncesvalles, lugar que tuve la suerte de explorar con algo más de detenimiento en uno de mis últimos viajes. Este Valle con apenas 270 habitantes tiene una superficie de 142 km cuadrados y discurre de norte a sur con barrancos y bosques que vierten al río Urrobi. Los pequeños núcleos, algunos abandonados o con media docena de habitantes guardan ese encanto de una Navarra salpicada en un tiempo por el medievo conservado y que fue Camino de Santiago en otra época. Pueblos como Lusarreta, Usoz, Villanueva de Arce, Arrieta, Saragueta o Gorráiz muestran casones y construcciones realmente solemnes, y con mucha historia, en las que hoy viven algunas familias que tienen la suerte de compartir tranquilidad y parajes de excepcional belleza.

Mi alojamiento elegido en la zona fue Casa Maricruz en Villanueva de Arce, en donde Alicia y Luis Miguel, sus propietarios, me atendieron de maravilla. Ellos conviven con apenas una docena vecinos en un lugar con mucha historia y por supuesto, privilegiado. Esta pequeña localidad al norte del Valle, tiene la ventaja de ser la más cercana al Valle superior de Erro, pudiendo acercarse hacia el oeste por Espinal a unos enclaves con bosques densos de hayedos y pastos que bien merece la pena visitar. Villanueva de Arce también es buen punto por la cercanía hacia el norte de fácil acceso para llegar a Burguete y Roncesvalles, o al este al Valle de Aezkoa y de ahí a la selva de Irati.

Los encantos de las localizaciones cercanas a Villanueva de Arce fueron de gran interés y por ello los estuvimos recorriendo juntos; Luis Mi y yo para poder preparar alguno de los próximos talleres de fotografía para otoño y primavera en la zona. Casa Maricruz cuenta con 10 plazas para este tipo de actividades en dos casas anexas al final del pueblo en donde ellos viven. Así que si quieres escaparte por la zona, ya sabes, contacta con ellos para descubrir mejor esa parte de la Navarra escondida del Valle de Arce, vecina de Irati y llena de posibilidades en el mundo de la fotografía. A mi me ha encantado, por ello una imagen es mejor que mil palabras.

[ad#468]

Deja un comentario