Ansó, el Valle y su Villa

Ansó está ubicado en la parte más noroccidental del Pirineo Aragonés. Este Valle, conforma el 50% de todo el Parque Natural de los Valles Occidentales, es decir la mitad del Parque Natural está en los dominios del Valle de Ansó.

Ganadero de ovino por excelencia desde tiempos atrás, este valle bañado por el río Veral recibe en el año 1272 por parte de Jaime I de Aragón los privilegios para ser guardián de esa larga línea fronteriza con Francia que recorre de este a oeste las cabeceras de sus valles vecinos, Hecho y Aragüés-Jasa.

Ansó como núcleo rural perfectamente conservado con una arquitectura tradicional aragonesa de gran valor obtuvo la declaración de Bien de Interés Cultural para así contribuir a preservar los valores arquitectónicos, ambientales y paisajísticos que encierra todo su conjunto.

Si bien el otoño es uno de los momentos más sorprendentes para su visita e incursión en zonas como el hayedo de Gamueta, el Ibón de Acherito o Aguas Tuertas, también el invierno y su carnaval, la primavera con su exuberante y frondosa masa forestal, la riqueza de sus pastos y prados, que recorre todo el valle hasta Zuriza o el verano con eventos como el Día de Exaltación del Traje Ansotano que se celebra el último domingo de Agosto, guardan intactos muchos de esos secretos de la naturaleza y el paisaje ansótano por descubrir. El ganado y sus derivados como el queso, son una de las mejores joyas que bien merece la pena probar y llevar consigo en la visita a la zona.

¿Dónde alojarse en Ansó? Sin duda hay un nombre con identidad propia, tanto por la calidad-precio de su alojamiento como por la atención de sus propietarios, este es, la Posada Magoría. Uno de esos lugares que durante años han sabido fusionar la mejor cocina ecológica-biológica y el descanso o reposo del viajero. Visitada por turismo nacional y extranjero esta posada asentada al abrigo de la Iglesia parroquial de San Pedro, del S. XVI y estilo Gótico, de concepción defensiva y que fué construida sobre un antíguo templo del S. VI . confiere al edificio de la Posada Magoría orientado al sur-este, un lugar exclusivo para servir de campo base y conocer esta primavera o verano la identidad de un lugar único y de gran valor etnográfico y natural como lo es, el Valle de Ansó.

[ad#468]

Deja un comentario