Los Valles Occidentales, en primavera

Este puente de Mayo nos hemos acercado a los Valles Occidentales, en concreto al Valle de Hecho, con campo base en Siresa, un pueblo con una situación privilegiada por su cercanía a la Selva de Oza, Guarrinza y otras zonas de interés para visitar de este enclave natural.

Durante dos días hemos recorrido alguno de los rincones más bellos de estos valles que cuentan con casi 34.000 hectáreas de espacio protegido lleno de singularidad y diversidad en sus ecosistemas. Sin embrago son también sus pueblos y su arquitectura tradicional pirenaica la que ha sorprendido a nuestros compañeros de viaje. La localidad de Hecho con sus calles y chimeneas así como los fajinaderos de Aragüés del Puerto o las eras y campos que rodean Siresa han servido de escenario de lujo para practicar de manera intensa la fotografía de viajes.

Una de las cosas que más sorprende a quienes visitan los valles Occidentales, es la amplitud de sus territorios, pastos, praderas y la belleza caprichosa de bosques y montañas que tienen en los 2.640 mts de altitud su cota máxima con el Pico Bisaurín en el Valle de Aragüés, aunque son muchas las ascensiones y travesías que parten desde esta zona a muchos de los dos miles de la zona.

Tanto cauces de barrancos que estos días bajaban a tope debido a los deshielos, como los colores de sus bosques mixtos nos han vuelto ha permitir disfrutar de una escapada de lujo, organizada por EVADIUM que ya tiene fijado este destino incomparable desde el año pasado. Un nuevo grupo de entusiastas de la fotografía y amantes de la aventura procedentes de la Comunidad Valenciana y Cataluña han comprobado de nuevo como estos Pirineos desconocidos por muchos, nos han vuelto a sorprender en una de las épocas del año que mejor viste, la primavera. Para mi como siempre ha sido un placer compartir con ellos, alguno de los secretos de la fotografía de naturaleza en los rincones de este único y exclusivo escenario natural.

La próxima escapada con EVADIUM, nos toca por Monegros, del 12 al 14 de Junio, en otro escenario idílico para perderse unos días.

[ad#468]

Deja un comentario