Nubes y tormentas, la naturaleza desafiante

Esta Semana Santa ha sido a diferencia de otras, una ocasión especial para recoger con nuestros sensores esos grises azulados y enmarañados de las tormentas con las que el temporal nos ha obsequiado (a algunos no a todos…).

Tanto el viernes como el sábado en la costa de Peñíscola, Castellón, las luces siempre tamizadas de estos días nublados me han permitido disfrutar de bellos momentos en las calas con las piedras, la marea baja y con panorámicas como ésta, en donde he querido incluir a la derecha ese Castillo del Papa Luna para dar perspectiva y escala a la imagen. Minutos después empezó a llover con lo que tuvimos que desaparecer pronto de la playa que nos brindó ese espectáculo de la naturaleza que las tormentas nos otorga. ( Más imágenes de Peñíscola )

Nikon D90, ISO 200, Focal 18mm, f/9 vel 100, Objetivo Nikon VR 18-200mm. Se muestra el barrilete creado en la parte central del horizonte por la apertura total de la focal “creeping” ( común en este tipo de objetivos al utilizar focales de 18-20mm )

Deja un comentario