Cuatro ajustes básicos para fotografiar Auroras

A veces imperceptible por el ojo, las auroras boreales en el caso de Islandia, nos dejan sorprendidos por su belleza. Sin duda un espectáculo lleno de magia que nos acerca aún más a esas luces del norte que acompañan en contadas ocasiones del cielo estrellado a quien va a la caza de ellas. Pero ¿ Cómo captar con el sensor de nuestra cámara digital las auroras boreales?

Los ajustes son muy sencillos cuando nos encontramos ante un fenómeno natural de tal envergadura, aunque en primer lugar lo importante es no ponerse nervioso. En mi último viaje al sur de Islandia, recuerdo con cariño, como una docena de ciudadanos nipones y coreanos, a las puertas del hotel en Skatafell, daban gritos y saltos ante la danza intermitente de las auroras, disparando una y otra vez con sus teléfonos móviles y cámaras digitales y embargados de la emoción que a todo mortal nos provoca dicho fenómeno. Durante unos quince minutos me tocó ante su desesperada insistencia,  dejarles a todos ellos las cámaras ajustadas para que pudieran al menos llevarse ese grato instante en sus tarjetas de memoria, y así lo hicieron siguiendo estos sencillos pasos.

Aurora Borealis or northern Lights during winter at southern Iceland

En primer lugar hemos de entender que en la noche es complejo disparar, por la falta de luz, por ello lo primero de debemos ajustar es nuestra cámara es el modo MANUAL y a continuación también en manual el autofoco (AF) colocando en Manual nuestro objetivo (normalmente hay una pestaña que esta en el objetivo A/M, M) y posteriormente deberemos ir girando nuestra lente con el enfoque hacia el infinito.

El segundo paso es modificar nuestro ISO, llevándolo a valores altos, tales como ISO 800 o como ISO 1600 o incluso ISO 3200 sin ningún tipo de miedo, ya que los sensores actuales tienen una gran capacidad de trabajar a ISOS elevados. Hecho esto el siguiente paso es poner nuestra cámara en la Apertura de diafragma máxima: f/2, f/2.8 o en su defecto para muchos objetivos f/3.5 ayudando así al sensor a captar el máximo de luz a pesar de la oscuridad o nuestro objetivo.

El siguiente valor será la velocidad de disparo o tiempo de exposición, intentando siempre sea el menor posible para evitar difuminar demasiado las auroras, en este caso la mayoría de las cámaras deberían estar ajustadas entre 4 a 8 segundos. Esto último obliga a tener la cámara en un trípode o en su defecto dejarla disparando con el temporizador (retardo de disparo de 10 segundos) encima de nuestra mochila o bolso….o simplemente hacerlo con un cable disparador remoto…para evitar cualquier tipo de trepidación o movimiento durante los 4 u 8 segundos de exposición.

Ajustes adicionales.

Esta claro que los ajustes básicos sirven para captar sin problema con nitidez las auroras, a la mayoría de los mortales, y tener un buen recuerdo, pero los ajustes básicos, son eso, básicos y por contra nos generaran archivos con una cierta perdida de calidad o ruido ( a veces no muy apreciable si no se amplia la imagen al 100% ), pero si queremos obtener mejores resultados, podemos activar algunos ajustes avanzados en nuestro menú como la Reducción de ruido de ISOS altas (RR ISO) y opcionalmente la Reducción de ruido de largas exposiciones ( RR Long Exposure)….o bien realizar ésto después en el revelado con algún software o plugin específico.

Winter Icelandic landscape with Northern lights background. Iceland

Podemos bajar el ISO a valores de ISO 800 para ganar calidad en nuestras fotografías, pero ello implica duplicar el tiempo de exposición (el doble de segundos, en vez de 8″ utilizar 15″ o 20″ ), aunque en el caso de las auroras y su movimiento, puede generar imágenes demasiado difuminadas, eso es algo que debemos decidir y probar en el momento de las tomas…ya que no hay una regla predeterminada, si no el momento para experimentar dependiendo del resultado que vemos.

Es también recomendable desactivar algunas funciones como Auto Light optimizer o i-Costrast de Canon o el fabuloso D-Ligthing de Nikon, que funcionan muy bien por el día, pero por la noche nos generan mucho ruido (ganancia) en las fotografías nocturnas.

Igualmente recomendable es disparar en RAW siempre que podamos, ya que si han salido algo oscuras nuestras tomas nocturnas, podremos darles un poco de exposición (+ luz) en el revelado sin destruir tanto la calidad de la fotografía, que si lo hiciéramos en un archivo jpg ya comprimido desde nuestra cámara, así como modificar el WB o balance de blancos, o aplicar la Reducción de Ruido de nuestro editor RAW si no lo hemos hecho durante el disparo.

Y aunque lo importante es verlas y vislumbrar se presencia, siguiendo estos ajustes básicos sólo nos queda disfrutar de ese espectáculo que la natura nos concede en ocasiones como este 2012-2013, años de gran actividad solar que nos permiten descubrir las mágicas luces del norte, en lugares como Islandia, Noruega, Finlandia…La mejor época, sin duda el invierno, cuando los cielos más limpios están y menos se calienta nuestro sensor a 15º bajo cero. Si os animáis, ya tenemos abierta una nueva convocatoria que pronto publicaremos del viaje fotográfico a Islandia de 8 días en febrero de 2013  para ocho aventureros. (más info en: chavinandez@gmail.com o islandia@borealtravel.es )  si no, siempre podéis ir por libre…sólo hace falta…mucha…Suerte….!

Deja un comentario