Sabina, paisaje Monegrino

Ya por estas fechas el paisaje Monegrino despierta, de verdes, sembrados y cultivos de secano que pintan de contrastes el corazón de Monegros. La Sabina de esta foto, es ejemplo de la resistencia de este arbusto resinoso, de hoja perenne, de profundas raíces y que crece incluso en sustratos rocosos. La corteza es pardo grisácea o pardo rojiza en los brotes jóvenes fácilmente desprendibles. Este árbol crece en zonas comprendidas entre los 100 y los 650 metros de altitud. Su madera, de gran densidad y resistencia ha sido uno de las más atractivas para su utilización como vigas, vías y otros armazones de construcción de los propios núcleos rurales durante siglos.

En abril nos espera una nueva cita con Monegros para seguir descubriendo ese paisaje tan querido por fotógrafos, estudiosos y amantes de la geología y flora.

Fotografía: Monte de Farlete, MONEGROS, Zaragoza. Nikon D90, f/16- vel 1/800 ISO 100 Focal 50mm

Deja un comentario